Son millones las empresas que desempeñan su profesión tratando datos confidenciales, muchas de ellas realizan tratamiento de datos especiales. Por eso, desde AMPyF queremos en el articulo de hoy, vamos a ver cómo se gestiona el tratamiento de datos especiales o mas sensibles en el ámbito de la empresa. Para esto, empezaremos por clasificar las categorías especiales de datos:

  • Origen étnico o racial
  • Opiniones políticas
  • Convicciones religiosas o filosóficas.
  • Afiliación sindical
  • Datos genéticos o de salud.
  • Datos biométricos
  • Datos relativos a la vida u orientaciones sexuales

Para todos estos tipos de datos deberemos proceder siguiendo la norma general que prohibe el tratamiento de las categorías especiales de datos personales, pero… entonces ¿cómo podemos tratar estos datos?

Para tratarlos debemos aplicar algunas de las excepciones existentes.

Se podrán tratar categorías especiales de datos personales cuando concurra alguna de las siguientes circunstancias:

  • El interesado dio su consentimiento explícito para el tratamiento de dichos datos con uno o mas de los fines especificados. Es decir si hemos recogido el consentimiento del titular de los datos, entonces podremos tratar esas categorías especiales de datos.
  • El tratamiento es necesario para el cumplimiento de obligaciones y el ejercicio de derechos específicos del responsable del tratamiento o del interesado en el ámbito del Derecho laboral y de la seguridad y protección social en la medida en que así lo autorice ley o un convenio colectivo.
  • El tratamiento es necesario para proteger los intereses vitales del interesado o de otra persona física, en el supuesto de que el interesado no este capacitado física o jurídicamente, para dar su consentimiento. Ej: en casos de accidente, el interés vital de la víctima esta por encima del interés de la protección de esos datos.
  • El tratamiento es efectuado por una fundación o asociación cuya finalidad del tratamiento sea política, filosóficamente, religiosa o sindical, siempre que el tratamiento se refiera exclusivamente a los miembros o a personas que mantengan contactos regulares con ellos y siempre que los datos no se comuniquen fuera de ellos sin el consentimiento explícito de los titulares de esos datos.
  • El tratamiento se refiere a datos personales que el interesado ha hecho manifiestamente públicos.
  • El tratamiento es necesario para la formulación, el ejercicio o la defensa de reclamaciones o cuando los tribunales actúen en ejercicio de su función judicial.
  • El tratamiento es necesario por razones de interés publico esencial, sobre la base del Derecho de la UE o de los Estados miembros, que debe ser proporcional al objetivo perseguido, respetar en lo esencial el derecho a la protección de datos y establecer medidas para proteger los derechos.
  • El tratamiento es necesario para fines de medicina preventiva o laboral, evaluación de la capacidad del trabajador, diagnostico medico, prestación de asistencia sanitaria o social o gestión de los sistemas y servicios de asistencia sanitaria y social, realizado por un profesional sujeto a un secreto profesional.
  • El tratamiento es necesario por razones de interés publico en el ámbito de la salud publica, como la protección frente a amenazas transfronterizas graves para la salud, o para garantizar la calidad y seguridad de la asistencia sanitaria y de los medicamentos.
  • El tratamiento es necesario con fines de archivo en interés publico, fines de investigación científica o histórica o fines estadísticos, respetando los requisitos específicos de este tipo de tratamiento.

Recuerda que siempre puedes seguirnos en Facebook y LinkedIn , donde te mantendremos informado de toda la actualidad referente a la Protección de Datos.